The holy truth

La primera web en la que quien se descarga eres tú

La Navidad fué muy bonita... pero tuvo sus cositas. Para eso existió esta web. Para que pudieras descargarte a gusto y enviar un email a quién tú querías, diciéndole exactamente lo que le querías decir y dándole a enviar sin tener que releértelo ni vigilar las formas. Sin problemas, la web se encargó de pulir tu enfado y enviar un email mucho más navideño.

Pero como todo lo bueno... ya pasó.

Hasta la próxima

Saatchi & Saatchi Complot